El término Ascensión Planetaria hace referencia a un proceso de transformación y elevación de la conciencia por el que los seres humanos transitamos en estos momentos. Es un momento crucial en la historia de la humanidad, ya que tenemos la posibilidad de experimentar nuestra realidad desde otro estado de conciencia y elevarnos hacia lo que algunos llaman ‘‘la nueva Tierra’’.

Durante siglos los seres humanos hemos vivido en un nivel de conciencia 3D y en este proceso de Ascensión tenemos la oportunidad de elevarnos hacia un estado de conciencia 5D. A continuación, os explico en qué consiste cada uno de estos niveles:

Nivel de conciencia 3D

El nivel de conciencia 3D se compone de energía densas y de baja vibración como el miedo, la tristeza, la ira, la culpa… Pensad si durante nuestra vida no nos hemos sentido así alguna vez.

A diferencia de lo que pensamos, experimentar este tipo de sentimientos es algo ‘‘opcional’’, ya que si entrenamos nuestra mente y nuestras emociones podemos experimentar estados de amor y paz permanentes independientemente de las circunstancias que se den en nuestras vidas. La 3D se caracteriza por el sentimiento de separación, en ella nos sentimos como seres independientes de nuestro entorno: de las personas, de nuestras circunstancias, de nuestras pareja, etc. Algunas personas llaman a este estado de conciencia ‘‘la dualidad’’, ya que operamos a través de opuestos separados: hombre/mujer, miedo/amor, luz/oscuridad, riqueza/pobreza, bien/mal, etc.

Cuando operamos desde este estado de conciencia solo creemos en la existencia de lo que podemos ver y tocar, de lo material, ya que el mundo espiritual y mundo terrenal se encuentran separados. En este estado de conciencia experimentamos realidades relacionadas con nuestros chakras inferiores (primer, segundo y tercer chakra), relacionados con sentimientos de supervivencia, apegos materiales y emocionales (placer sensorial, drogas, sexo, juego, comida).

En este estado de conciencia nos percibimos como seres separados de las demás partes de la existencia y nos identificamos plenamente con nuestro ego: con nuestro trabajo, nuestra apariencia física, nuestras ideas, nuestro status social, nuestro entorno social…

A medida que ahondamos en la experiencia espiritual vamos dándonos cuenta de que somos mucho más que eso y que hemos venido a este plano para realizar grandes cosas, mucho más que amasar dinero (o dejarnos la piel por conseguirlo) y gastárnoslo todo en cosas materiales.

En este nivel de realidad competimos unos/as con otros/as por los recursos y vivimos condicionados/as por programas y creencias limitantes: necesito dinero para ser feliz, solo puedo tener una casa si pido una hipoteca, si no trabajo seré pobre, etc.

Todas estas ideas nos hacen percibir el mundo de una determinada manera que suele conducir a crisis existenciales y a un profundo sentimiento de vacío. Nos vivimos como víctimas de nuestra vida y de nuestras circunstancias. El individuo no encuentra su propósito en la vida y se da cuenta que los bienes materiales y la desconexión con los otros genera un profundo malestar que va en aumento con el paso del tiempo.

ascension_1

Nivel de conciencia 4D

El nivel de conciencia 4D está la puerta para elevar nuestra conciencia hacia realidades más sutiles y conectadas con el amor. Somos seres multidimensionales que venimos de ‘‘la Fuente’’, ‘‘el universo’’ o como queramos llamarlo.

No hemos venido a esta experiencia terrenal para vivir condicionados por el miedo y las limitaciones de una vida exclusivamente terrenal. En este estado de conciencia empezamos a darnos cuenta de que hay algo más ahí arriba (y dentro) de la realidad que nos han vendido. Nos damos cuenta de que hay un plan divino mayor que nacer, trabajar, reproducirnos y morir. Somos seres poderosos y divinos, en nuestra mano está transformar nuestra realidad una vez hayamos recuperado nuestro poder personal.

La llave para entrar en 4D es sanar nuestras emociones. Emociones de las que vamos siendo más y más conscientes a medida que observamos nuestras creencias, patrones y formas de interactuar con el mundo exterior.

En este estadio comprendemos que no somos víctimas de nuestras circunstancias sino creadores de nuestra propia realidad y vamos transformando nuestras vidas para experimentarnos desde estados de gozo y creatividad más grandes.

El corazón y la conexión con el niño interior se convierten en asuntos capitales para poder ascender a 5D y es en 4D cuando nuestra transformación empieza a fraguarse.

Esta etapa puede denominarte habitualmente como ‘‘el despertar de la conciencia’’, ya que comprendemos realmente quiénes somos y qué hemos venido a hacer a este plano.

Una de las fases del proceso de Ascensión más importante es la denominada ‘‘noche oscura del alma’’, que habla sobre el proceso de purificación y transformación del individuo para transformar todos sus miedos y experiencias/emociones negativas en amor. Este proceso puede ser muy duro, ya que implica reprogramar patrones muy antiguos y liberarnos de creencias limitantes.

Durante esta parte del proceso puede ser útil contar con un coach ascensional o persona que nos acompañe a entender lo que estamos viviendo.

La realidad 3D se sustenta a través de nuestra mente racional y las relaciones causa efecto; mientras que en la transición a 5D es necesario incorporar el corazón como guía de nuestras acciones y el sentir como nuevo centro con el que percibir nuestra realidad.

Este momento de transición suele ser difícil, ya que muchas veces no sabemos por dónde pisar y empezamos a sentir que nuestras amistades, pareja, familia, trabajo y nuestra realidad 3D empiezan a perder sentido y a desmoronarse.

Una vez pasados estos momentos de transición poco a poco vamos encontrando nuestro camino y descubriendo lo que somos realmente y desarrollando nuestro potencial innato. El trabajo ascensional (meditación, alimentación, coaching y acompañamiento emocional) resulta imprescindible para ello. Durante esta parte del proceso no son pocos los síntomas físicos y psicológicos que afloran en nosotros como resultado de la elevación de nuestra frecuencia.

ascension_2

La Ascensión de Gaia

Al igual que los seres humanos estamos en un proceso de ascensión, todos los seres del planeta (animales, plantas) y el propio planeta también están elevando su frecuencia para dar paso al ‘‘nuevo Mundo’’.

Según describen varias canalizaciones, el nuevo mundo en 5D estará libre de negatividad y de separación, ya que los seres humanos habremos comprendido que somos uno con todo lo que existe y con todos los seres del planeta.

Los Mayas expresaban este concepto de unidad entre todos los seres del planeta en sus saludos diarios In Lak’ech y Hala Ken, que significan ‘‘Yo soy otro tú’’ y ‘‘Tú eres otro yo’’.

Será un mundo en el que se dará una nueva conciencia ecológica y solidaria. Lejos de los paradigmas de miedo y escasez que imperan actualmente en 3D, se forjará un mundo en el que el amor, la solidaridad, el altruismo y la conexión con la naturaleza desempeñarán un papel fundamental.

Si deseas conectar con las energías de alta vibración del planeta Tierra, no dudes en reservar una sesión de sanación individual disponible en mi página web. En ella trabajaremos con la energía terrenal de Gaia para ayudarte en la Ascensión.

ascension_3
ascension_4

Nivel de conciencia 5D

El nivel de conciencia 5D se fundamenta en el amor, la unidad y la neutralidad respecto a los acontecimientos. En este estado de conciencia los seres humanos nos percibimos como seres multidimensionales conectados con Cielo y Tierra. Hemos entendido que nuestras emociones son transitorias, ya sean positivas o negativas y eso nos genera un estado de profunda de aceptación y de paz.

Ya hemos conseguido desprendernos del rol de víctima y nos experimentamos como seres creadores de nuestra propia realidad. Esto nos permite manifestar personas, experiencias y satisfacer nuestras necesidades sin vivir las limitaciones de la realidad 3D.

La dualidad se ha disuelto, las situaciones y vivencias ya no se experimentan como buenas o malas, sino que entendemos que todo depende del punto de vista y la perspectiva que adoptemos ante un determinado acontecimiento.

Ya no es necesario competir por los recursos (empleos, alimentos, afecto), ya que comprendemos que somos merecedores de lo mejor en la vida y recibimos todo lo que necesitamos en todo momento.

Este estado del ser supone haber alcanzado la denominada ‘‘maestría’’, un nivel de vibración que se alcanza mediante la transformación del karma de nuestra presente vida y de vidas pasadas y la incorporación de aprendizajes que nos convierten en seres humanos universales. La maestría incluye el conocimiento sobre cómo trabajar con nuestra propia energía y en algunos casos sobre cómo sanar a otras personas también.

Nuestro nuevo estado de conciencia 5D incluye la percepción de nuestra existencia como seres únicos conectados con todo lo que existe. De esta forma de vivirnos emergerán nuevas formas de cooperar y cohabitar compartiendo los recursos y los conocimientos para optar por modelos de gobernanza más cercanos a lo colectivo y más sostenibles con el planeta.

Por último, es importante mencionar que la percepción del tiempo y el espacio serán muy diferentes en 5D, ya que desde el punto de vista espiritual el espacio y el tiempo no existen. Nuestras vidas paralelas pueden tomar el protagonismo en cualquier momento y nos dará la sensación de que nos encontramos en otro momento y lugar.

Habilidades psíquicas como la clarividencia, la alimentación pránica, las habilidades de canalización, la sanación o la telepatía estarán a la orden del día.

ascension_5

Si quieres saber más sobre la Ascensión Planetaria e incorporar nuevas técnicas y estrategias para realizar esta transición, no dudes en apuntarte a mi training ‘‘Ascensión Planetaria 101”, en el que compartiré consejos y herramientas que nos permiten elevar nuestro nivel de frecuencia para llegar a un estado vibracional óptimo que nos permita realizar este cambio.